La importancia de la fiduciaria en Colombia

Latinoamérica ha sido un receptor natural de los desarrollos jurídicos de Europa continental. No obstante lo anterior, uno de los campos del derecho en donde se ha presentado un importante desarrollo, siguiendo una corriente distinta a esta tradición, es en los negocios fiduciarios. Este artículo busca informar sobre esta figura que se observa frecuentemente en países como Colombia y explicar brevemente las razones de su éxito.

Los negocios fiduciarios en América Latina resultan de la adaptación que hicieron estos países de la figura anglosajona del trust. En el caso colombiano, la fiducia ha tenido un desarrollo particularmente relevante, pues a diferencia del trustanglosajón que se ha empleado especialmente en esquemas de planificación sucesoria y distribución de bienes, la fiducia ha sido el mecanismo de estructuración y desarrollo de todo tipo de negocios complejos y de gran envergadura.

¿En qué consiste? 

Mediante el contrato de fiducia mercantil, una persona, llamada fideicomitenteconstituyente, transfiere la propiedad de unos bienes para que sean administrados por otra persona, llamada fiduciario. En Colombia, los fiduciariosson entidades (sociedades fiduciarias) reguladas y supervisadas de forma parecida a las entidades de crédito. El fiduciario adquiere la obligación de administrar los bienes de acuerdo con la finalidad establecida por el constituyente, en favor de uno o varios beneficiarios, que, dependiendo de la finalidad, puede ser la misma persona que el constituyente.

En Colombia, a pesar de que la administración de los bienes corresponde al fiduciario, los bienes aportados no entran al patrimonio de este último, sino que pasan a conformar un patrimonio autónomo al del constituyente, al del fiduciario y al del beneficiario; con lo cual tienen una especial protección, de forma que, en principio, no pueden ser perseguidos por los acreedores de cualquiera de los intervinientes mencionados. Los bienes del patrimonio autónomo únicamente respaldan las obligaciones contraídas para el cumplimiento de la respectiva finalidad establecida en el contrato de fiducia.

¿Cuáles son sus beneficios?

Existen diversos elementos que otorgan seguridad a los partícipes en el negocio fiduciario. Uno de ellos es que los bienes forman un patrimonio autónomo, afecto únicamente al cumplimiento de la finalidad, y otro es que el administrador fiduciario es un profesional cualificado, sometido a una celosa supervisión por parte del estado que requiere de altos capitales de constitución que debe contar con adecuados sistemas de gestión de riesgos.

¿Qué cifras tiene el negocio en Colombia?

Para tener una mejor idea del uso de la figura basta indicar que en el año 2012 los recursos administrados por las sociedades fiduciarias correspondían al 37% del PIB de Colombia y que, en el año 2013, había aproximadamente 19.000 negocios fiduciarios.

¿En qué negocios se encuentra frecuentemente la fiducia?

En Colombia, es común que se utilice la fiducia mercantil en el desarrollo de proyectos inmobiliarios, de infraestructura, en el proceso de otorgamiento de garantías en la adquisición de empresas, en la administración de proyectos productivos, en la administración de la tesorería de empresas y en transacciones en el mercado de valores.

¿Cuál es su importancia a nivel regional?

Al menos en 18 legislaciones en América Latina se encuentra prevista la figura de la fiducia, aunque no en todos tiene el mismo grado de desarrollo. Se resalta su importancia en países tales como México, Panamá y Colombia.

Fuera de la región, la figura de la fiducia también sigue expandiéndose, a tal punto que en 2007 Francia adoptó la Ley sobre fiducia, demostrando que incluso algunos países de Europa continental observan positivamente los beneficios de esta figura que tradicionalmente les ha resultado ajena.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *